Lesson

¿Qué es la negociación de divisas?

La negociación de divisas es el mercado más líquido y sólido del mundo. De hecho, ningún otro mercado se le compara. El mercado de divisas es un mercado mundial descentralizado para la negociación de divisas.

Cuando se opera con pares de divisas, efectivamente se compra una divisa y se vende la otra. Tomemos un ejemplo simple para ilustrar cómo funciona esto: el par EUR/USD se negocia muy frecuentemente. El EUR es el símbolo del euro y el USD es el símbolo del dólar estadounidense. En el par de divisas mencionado, el EUR se denomina moneda base y el USD se denomina moneda cotizada. En realidad, la tasa se considera una sola unidad, aunque se refiere a dos monedas individuales. En otras palabras, usted opera con el EUR/USD como un par de divisas, no con el EUR o el USD.

Por ejemplo, una cotización de EUR/USD de 1,10 significa que 1 euro compra 1,10 dólares estadounidenses. Un aumento de la cotización del EUR/USD a 1,20, significa que ahora 1 euro compra 1,20 dólares estadounidenses. En esta situación, el euro se fortaleció y el dólar se debilitó. El objetivo de un trader de divisas es anticipar el aumento o la disminución del valor de una divisa, con el fin de comprar o vender esa divisa.

Principales pares de divisas del mundo
Muchas monedas se utilizan en todo el mundo, pero solo unas pocas se consideran “principales” que cuando se combinan forman los pares “principales”. Hay seis pares de divisas más negociados en el mercado, estos incluyen:

EUR/USD: el euro y el dólar estadounidense.
USD/JPY: el dólar estadounidense y el yen japonés.
GBP/USD: la libra esterlina y el dólar estadounidense.
USD/CHF: el dólar estadounidense y el franco suizo.

Como puede ver, todas las monedas enumeradas anteriormente se utilizan en las economías desarrolladas, ya que constituyen la mayor parte del comercio mundial, lo que hace que estas monedas sean las más negociadas del mundo.

Pares secundarios y exóticos
Los pares secundarios son aquellos que se negocian menos que los pares de divisas principales. También son menos líquidos y a menudo tienen diferenciales mayores. Por regla general, los pares secundarios son todos los que no sean los seis pares principales mencionados anteriormente. Los pares exóticos suelen incluir la moneda de un país emergente. La razón por la que se llaman pares exóticos no tiene nada que ver con la ubicación del país, sino más bien con los desafíos adicionales que implica la negociación de estos pares. Al igual que los pares secundarios, los pares exóticos también presentan diferenciales más amplios y menos creadores de mercado.

Fluctuaciones en el valor de la moneda
Normalmente, los pares de divisas no fluctúan tanto. La mayoría de los pares se moverán menos de un 1 % diario, lo que hace que el mercado de divisas sea uno de los menos volátiles. Sin embargo, el mercado de divisas es extremadamente líquido, por lo que la compra y venta toma milisegundos. Por eso se dispone de un apalancamiento relativamente alto cuando se opera en el mercado de divisas. El apalancamiento puede aumentar el valor de las ganancias por pequeños movimientos, pero también aumenta el riesgo de mayores pérdidas.

¿Qué mueve una moneda?
Los valores de las divisas pueden cambiar rápidamente y por muchas razones. A veces en respuesta a noticias políticas y económicas externas, como la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Otras veces, el propio mercado impulsa los cambios de valor. A menudo, tanto los eventos externos como los internos pueden provocar cambios en el valor de la moneda y es la capacidad del trader de predecir con precisión esos cambios lo que puede generar beneficios o pérdidas.

Un par de divisas es matemáticamente una división o una fracción. Describimos el par EUR/USD, como el euro dividido por el dólar estadounidense. Las noticias positivas sobre el euro, por ejemplo, una inesperada alta inflación en Europa, elevarían el valor de la divisa.

Por otro lado, las noticias positivas para el dólar americano aumentarían su valor. Como segunda divisa del par, esto llevaría a un rendimiento negativo en el par EUR/USD.

Otros factores como las tasas de interés, las nuevas cifras económicas de los países más grandes y las tensiones geopolíticas, son solo algunos de los acontecimientos que pueden afectar a los precios de las divisas. El calendario económico gratuito de le muestra todos los anuncios y publicaciones de cifras financieras importantes de las próximas semanas, permitiéndole seguir los acontecimientos que puedan afectar a los mercados.

En nuestro calendario económico puede ver cuándo se realizarán los principales anuncios financieros del mundo, así como cuál será el valor proyectado. También tiene la posibilidad de filtrar sus resultados por fecha, preferencia, país o importancia.

¿Por qué debe prestar atención a la hora?
En general, las divisas se negocian las 24 horas del día, pero no todas las divisas se negocian siempre en el mismo volumen. Los traders tienden a comerciar en su moneda local, ya que es la más familiar para ellos y tienen cierta afinidad con ella. Por esta razón, un trader japonés preferiría un par de divisas que contenga el JPY (yen japonés), mientras que un estadounidense optaría por pares que contengan el USD (dólar estadounidense). Este favoritismo también puede considerarse como un factor temporal, ya que las monedas locales se negocian más durante el horario de negociación estándar.

Otros traders pueden utilizar este conocimiento a su favor y buscar pares que NO se vean afectados por este factor temporal. Es más fácil especular sobre la dirección de esos pares porque solo hay que tener en cuenta lo que puede estar afectando a una de las divisas del par.

Comprenda los riesgos
Por último, hay que recalcar que la negociación de divisas con margen conlleva un alto nivel de riesgo y puede no ser adecuado para todos. Antes de decidir operar con divisas o cualquier otro CFD, debe considerar cuidadosamente sus objetivos de inversión, nivel de experiencia y tolerancia al riesgo.